Aceites elaborados con tecnología convencional (sin lubricantes sólidos como grafito o cerámica) de calidad superior. Incluye aceites OEM (elaborados siguiendo las directrices de los fabricantes de coches y por tanto con sus normativas superadas) y aceites tradicionales.

NOTA- Como en cualquier tipo de aceite que no contenga lubricantes sólidos, recomendamos emplear junto a este un aditivo anti-fricción con base de lubricantes sólidos (Xenum Mox-G, Xenum VX300 o Xenum VX500)

Últimos productos vistos